Francisco Iñiguez

Gerente de Administración en CODELCO

“El Coaching me permitió desarrollar habilidades para manejar equipos complejos y diversos”

Las habilidades blandas, más que aprenderlas, es necesario desarrollarlas. “Uno muchas veces no sabe que las tiene, es como un diamante en bruto, y más aún en el área en que yo me muevo”, reconoce el ingeniero Civil Industrial Francisco Iñiguez, gerente de Administración en CODELCO, y que por más de 15 años ha trabajado en la industria minera, en empresas multinacionales como BHP Billiton, Anglo American y Antofagasta Minerals S.A. 

Cuenta que fue en el año 2013, cuando llegó a ocupar el cargo de gerente de Control de Proyectos en Antofagasta Minerals, debió formar un equipo que era tremendamente diverso en cuanto a género y edades, pero además, el 40% estaba en Santiago, mientras que el resto del equipo se encontraba en faenas, y dividido en turnos. “La gente se veía poco o no se conocía; era difícil crear lazos, generar alianzas, además éramos todos muy ingenieros, partiendo por mí. Sentí la necesidad de contar con un Coach, para el equipo y para poder liderarlo”. 

¿Cómo fue la experiencia de contar con un Coach?

Fue un proceso súper arduo, que me lo tomé bien a pecho. El Coaching me ayudó a ver las cosas que estaban sucediendo, como los resultados que tenían mis acciones, y cómo yo podía ayudar a mejorar en las conversaciones internas y a generar comunicación dentro del equipo. En lo personal, me sirvió muchísimo para manejar equipos complejos y diversos. Fue una etapa de aprendizaje, que me llevó a ser una mejor persona y un mejor profesional. El Coach me tomó de la mano y me llevó por un camino que yo solo no hubiese sido capaz de desarrollar. 

¿Qué cambios concretos lograste en el proceso?

Aprender a tener un liderazgo individual o diferencial. Cada persona es distinta y tiene un proceso de aprendizaje distinto. Nadie es igual a otro, entonces yo tengo que tener un liderazgo especial para cada uno de ellos. La diferencia entre un liderazgo formal e informal, era algo que no sabía aprovechar. Y también el hecho de delegar efectivamente. Porque es distinto decirle a una persona lo que tiene que hacer, que explicarle el objetivo y preguntarle ¿cómo lo harías tú? Saber delegar te permite alinear a la persona, entender lo que tiene que hacer, tener un objetivo claro, internalizado, y además genera motivación.   

¿Y qué resultados tuvo el equipo?

Desde el punto de vista más intangible, fue haber logrado un objetivo común dentro del equipo. Y ser un equipo guía dentro del proyecto, de la organización. Es decir, lo que decíamos nosotros se hacía. Entonces, al lograr esa compenetración, mi equipo -dentro del proyecto- iba guiando al resto; era el equipo líder. Ya de forma más concreta, las cosas que se empezaron a hacer dentro del equipo, comenzaron a dar buenos frutos. Ejemplo de esto fue que la empresa, Antofagasta Minerals, empezó a utilizar gran parte de las cosas que estábamos haciendo como templates para realizar los otros proyectos. Creamos muchas cosas que la empresa no tenía, y al tener un equipo más afiatado, empezaron a hacer estas cosas y desde las otras áreas empezaron a mirar lo que estábamos haciendo, y tomarlo. 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?